EDUCA pone en valor a las empresas con proyectos de economía circular

Desde la Asociación de Empresas EDUCA llevamos varios años apostando por la implantación de buenas prácticas en economía circular. Intentamos poner en valor este tipo de actividades y se lo hacemos llegar a todas nuestras empresas, pero también a las afines.

Hasta tal punto llega nuestro compromiso, que no paramos hasta conseguir la acreditación homologada europea. Una certificación de la que ya disponemos, y que nos permite poner en valor las actividades y el esfuerzo de aquellas empresas que introducen procesos y herramientas de economía circular.

Para llevar a cabo esta acreditación, disponemos de diferentes sellos:

REUTILIZACIÓN

Recolocar equipamiento en unidades de producción para las que todavía resulte adecuado o, sino venderlo a otra empresa que pueda darle uso. Darle una nueva oportunidad para utilizarlas el máximo tiempo posible. Nada se desecha mientras funcione o se pueda reparar.

RECUPERACIÓN

Recoger materiales usados para volverlos a emplear en la producción de nuevos productos e introducirlos nuevamente en la cadena de consumo, y así, poder dotarlos de una segunda vida antes de que volvamos a consumirlos. Por ello, la industria de la recuperación es esencial para conseguir que los productos sean tratados correctamente y puedan ser reintroducidos en la cadena productiva con altos estándares de calidad, creando además, empleo local sostenible.

RECICLAJE

El reciclaje y el tratamiento de los residuos constituyen un pilar fundamental en la economía circular. El vertido de residuos es la opción más barata pero también es la más nociva para el medio ambiente y para la salud. Es necesario reducirlo al máximo y promover mejores prácticas en la gestión de residuos.

RENOVACIÓN

Implica reducir los residuos al mínimo. Cuando un producto llega al final de su vida, sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, creando así un valor adicional. Contrasta con el modelo económico lineal tradicional, basado principalmente en el concepto “usar y tirar”, que requiere de grandes cantidades de materiales y energía baratos y de fácil acceso.

REPARACIÓN

Los objetos en vez de desecharlos directamente cuando dejan de funcionar se reparan para que vuelvan a ser usados.

REDUCCIÓN

Se basa en el principio de que es mejor prevenir que curar. Al reducir la cantidad de envases y materiales que consumimos se reduce la cantidad de residuos generados. Nos referimos a aumentar la eficiencia a la hora de fabricar el producto o su uso, consumiendo pocos recursos materiales.

Todas las empresas que lleven a cabo actividades relacionadas con algunas de estas seis prácticas, podrán solicitar su certificación a EDUCA, con validez europea.

En la actualidad, son varias las empresas y profesionales que se han certificado en alguno de nuestros sellos. Por otra parte, también son muchas las que están intentando remodelar parte de sus procesos para poder sumarse a la economía circular.

Os animamos a todos a seguir estas prácticas que podréis certificar con un sello homologado a nivel europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los datos personales facilitados voluntariamente por el usuario, a través del presente formulario serán tratados, por ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS Y PROFESIONALES EDUCA VALLADOLID como Responsable del Tratamiento, con la finalidad de gestionar su participación en el blog, siendo conservados mientras no nos solicite la supresión de la información. Sus datos se harán públicos en la web, siendo accesibles a cualquier usuario de la misma. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión o limitación del tratamiento de sus datos, así como otros derechos recogidos en nuestra política de privacidad, dirigiéndose a info@educavalladolid.es, y aportando su DNI. Para más información al respecto, le invitamos a consultar: www.educavalladolid.es/politica-de-privacidad.